Fufú de plátanos

Entre frijoles, papa y ají © -2014 -All Rights Reserved.

Mi abuela preparaba, probablemente, el mejor fufú de plátanos de toda Cuba.

Entre frijoles, papa y ají © -2014 -All Rights Reserved.

Hace algún tiempo, de paso por la Plaza Vieja en La Habana,  almorcé en la popular Taberna de la Muralla, pintoresco edificio que se ha convertido en parada obligatoria de aquellos que entran a la Habana. Y es que la música que vibra en sus portales llama al viajero, que feliz y sediento, se pierde sin remedio entre cerveza fresca y ardorosos sones. La Taberna de la Muralla (Calle San Ignacio nº 368, esquina Muralla) es una cervecería-pub en la que se produce la cerveza rubia o negra que se vende a los clientes. La llevan a la mesa en una curiosa pinta y es tan buena, que entre moscas y sones, calor insular y griterío cuando vienes a ver te has tomado ya tres grandes jarras y aún vas por más.

Rellenando la jarra. Entre frijoles, papa y ají © -2014 -All Rights Reserved.

Revisando el menú los ojos se me fueron tras el fufú de plátanos, plato que en mis andanzas ha sido suplantado por el mangú y alguna que otra vez por el mofongo, pero que en mi memoria no quedan dudas de que “sigue siendo el rey”. De modo que, brochetas de lomo y camarón y buena cantidad del legendario fufú fue mi pedido en la Taberna.

Para mi desconsuelo, el fufú era rosado (obviamente con plátano maduro), frío y en la insípida onda de los platos sin sal y sin espíritu. ¿Qué le pasó al clásico fufú, ese fufú tostado, calentito, ese fufú de los almuerzos de mi abuela?

Fufú y brochetas de camarones. Entre frijoles, papa y ají © -2014 -All Rights Reserved.

De regreso a casa, en Miami, me propuse dar nueva vida al mágico alimento y disfrutar del plato.

Piqué en trozos varios plátanos verdes (por supuesto) y les abrí una zanja en su dura corteza para ayudarlos a suavizar con el hervor. Aunque a decir verdad, nada hay que no se ablande frente a tan nostálgico empeño.

platanos

Entre frijoles, papa y ají © -2014 -All Rights Reserved.

Los puse a hervir, con sal como Dios manda.

Corté daditos de tocino y los doré en su misma grasa, sin pensar mucho en los sermones contra el colesterol.

tocinotocino frito

Llorando, y no sólo de emoción, salteé cebollas bien picadas y ajo junto con el tocino en la sartén caliente.

Entre frijoles, papa y ají © -2014 -All Rights Reserved.

Una vez blandos, maceré los plátanos agregando limón y orégano a la masa

Entre frijoles, papa y ají © -2014 -All Rights Reserved.

Casi feliz con lo que estaba viendo, mezclé esta masa con los daditos de tocino frito y la cebolla. Y el olor me llenó de remembranzas.

Lo aplasté con fervor, lo dejé amalgamar, tostar ligeramente, transportarme.

Entre frijoles, papa y ají © -2014 -All Rights Reserved.

Y finalmente lo serví, adornado con ramitas de cilantro y limón fresco.

Entre frijoles, papa y ají © -2014 -All Rights Reserved.

Allí estaba el fufú de los almuerzos de mi abuela, ya había logrado yo mi culinario,

personal y urgente “viaje a la semilla”.

Anuncios

2 comentarios en “Fufú de plátanos

  1. Ya me contarás del boniatillo. Gracias por pasar por mi cocina. Yo estoy encantada con tu blog, tus recetas y tu forma de escribir. Aquí me quedo.
    Saludos,
    Vero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s